HISTORIAS

Bogotá me mata

Es una iniciativa de varios jóvenes de diferentes profesiones –entre ellos grafiteros y artistas profesionales–, que hace cerca de dos meses se juntaron para, de una manera divertida y creativa, hacerle ver a los bogotanos y a la alcaldía, que los huecos en la capital no son parte del paisaje. Durante un mes hemos estado saliendo varios días a la semana, en las horas de la madrugada, a pintar con aerosoles y plantillas de esténciles los huecos más grandes de Bogotá.

Algunos de estos “cráteres” han sido intervenidos de forma temática. A otros simplemente los hemos marcado –tagueado– con nuestro logo, con el objetivo de que dejen de ser invisibles para los ciudadanos y las autoridades. La gente está denunciado los huecos de la capital. Nos nombran en redes sociales, donde aparecemos como @BogotaMeMata, y nos mandan las fotos y las direcciones de los lugares donde están ubicados.

Bogotá me mata Hashtag

Nos han invitado a que pintemos los huecos cercanos a ellos. Nuestro objetivo es que a partir de actividades que nos gustan, como lo son el graffiti y el esténcil, creemos una comunidad de artistas y personas que se preocupan por su ciudad, quieran hacer parte de BogotáMeMata y consigan soluciones para esta problemática de la malla vial de la ciudad.

Grafiteros Bogotá me mata